La contaminación del aire afecta a tu bebé 

La contaminación afecta a tu bebé

Diversos estudios determinan que la contaminación del aire afecta a tu bebé

Más del 80% de la población que vive en ciudades o entornos urbanos está respirando un aire que excede los límites establecidos de contaminación, según un informe de la Organización Mundial de la Salud.  

Los niños se encuentran entre los grupos de personas más afectados por la contaminación atmosférica y esta es una de las principales causas de mortalidad infantil. Un estudio del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha determinado que 300 millones de niños viven en lugares donde la polución atmosférica supera los umbrales admitidos por los estándares internacionales.

Por otro lado, los contaminantes en espacios interiores “pueden ser entre 2 y 5 veces, y a veces hasta más de 100 veces, más altos que los niveles presentes en exteriores”, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA).

La contaminación del aire exterior e interior de los hogares es la causante de muchas de asma, alergias y de las enfermedades respiratorias que provocan una de cada 10 muertes infantiles.

Dentro de los niños los bebés por la fragilidad de su sistema inmunológico, son todavía más vulnerables a los tóxicos ambientales y a la polución. Incluso antes de nacer la contaminación puede afectar al desarrollo de los fetos. Un estudio de la Universidad de Oviedo, descubrió que los nacimientos prematuros se incrementan cuando la madre vive en zonas industriales o de mucho tráfico. Este estudio también determino que los bebés pueden sufrir un menor desarrollo neurológico que puede ser constatado a partir de los 18 meses de vida y que padecen también un cinco por ciento más de infecciones respiratorias.

Consejos para reducir la contaminación en tu hogar

Es más complicado evitar la contaminación exterior, pero podemos tomar una serie de precauciones para reducir la exposición a los contaminantes de los ambientes interiores.

Uno de los principales consejos es no fumar dentro de casa si tienes un bebé, no sirve que ventiles porque los tóxicos se mantienen en ropa y textiles del hogar, etc… Si no puedes evitarlo, fuma en terrazas o balcones, porque el tabaco es tan peligroso para tu hijo como vivir en una ciudad muy contaminada. Otra solución que tienes es usar purificadores de aire con filtros para el humo del tabaco, como el Defender® de FilterQueen, que lleva un cartucho Medifilter® específico para fumadores diseñado para combatir con mayor eficacia el humo producido por el tabaco.

El uso de purificadores de aire es muy útil cuando tienes un bebé, específicamente si los aparatos tienen filtros para eliminar partículas y alérgenos en el aire como polvo, el humo, el polen, esporas de moho, caspa de animales, ácaros del polvo y fibras nocivas que pueden causar reacciones alérgicas y asma.

En algunos casos también conviene utilizar humidificadores para regular la humedad interior y evitar ambientes sobradamente secos o que el exceso de humedad favorezca la aparición de moho.

Los textiles de tu casa y las fibras de alfombras, cortinas, mantas, etc… acumulan y retienen sustancias toxicas y contaminantes, por eso la limpieza adecuada de tu hogar, es importante sobre todo cuando esos tejidos pueden estar en contacto con tu bebé. Limpia y descontamina tus alfombras y colchones con frecuencia. Lava convenientemente las sábanas, edredones o ropa de cama para que no acumule polvo ni ácaros. Aspira las superficies de tu hogar con aspiradoras que retengan el polvo y no lo lance de nuevo al aire de tu casa.

Otro de los elementos que pueden acumular sustancias dañinas para la salud de tu bebé son los peluches, lávalos también con asiduidad para que no acumulen polvo.

Ventilar las estancias de nuestra vivienda todos los días ayuda a evitar la contaminación, pero procura no dejar las ventanas abiertas demasiado tiempo ni ventilar en horas punta de contaminación exterior.

Si tienes mascotas, debes controlar la caspa. Para reducir riesgos de alergias relacionados con las mascotas y que afectan directamente a la calidad del aire del hogar, baña a sus mascotas con la periodicidad necesaria.

A la hora de cocinar; cuando tengas que freír, usa una pantalla protectora, una campana extractora y tapas en las ollas.

Los productos de limpieza pueden ser útiles o perjudiciales dependiendo de sus ingredientes o usos. Algunos productos tienen compuestos químicos volátiles que pueden ser muy tóxicos cuando se usan en espacios cerrados. Trata de emplear productos con escaso o ningún aroma, esencia artificial u olor a sustancias químicas.

Los productos para lavar la ropa pueden reaccionar con la piel del ser humano, ya que afectar la flora bacteriana de la misma. Usa detergentes especiales para ropa de bebés o emplea otros métodos de lavado sin detergentes, como Laundry Pro.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo calidad de aire, contaminacion atmosferica, enfermedades respiratorias, Filterqueen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s