Aire purificado y jardines limpios

 

Aire purificado y jardines limpios

En este artículo te daremos los mejores consejos para poder cuidar de tu jardín sin que te proporcione alergias de ningún tipo.

Primeramente, es importante saber a qué sustancia de las plantas eres alérgico: savia o polen. Si eres alérgico al látex de plantas -como por ejemplo el ficus o higueras- la solución sería tan fácil como no plantar ese tipo de vegetales en tu jardín.

Pero también podemos encontrar otras especies como los cipreses, thujas o juníperos, que provocan daños en la piel cuando ésta se pone en contacto con las escamas que forman las hojas, por lo que es aconsejable también evitar el uso de estas plantas para rocallas y cierres.

Un dato curioso a destacar y tener en cuenta es que, la mayoría de la especies plantadas en parques y jardines resultan ser machos. Esto nos lleva a pensar en el hecho de que no se están plantando árboles hembra para evitar que éstos produzcan frutos que, una vez maduros, caerían en la vía pública con el consiguiente trabajo de mantenimiento adicional. Resulta perfectamente comprensible en casos como el Ginkgo Biloba, cuyo fruto mancha de forma considerable el entorno y además proporciona un olor bastante desagradable.

En cuanto al polen, se trata de importante alergeno a destacar. Éste, a diferencia de otros, es producido por flores macho, por lo que si en nuestro jardín plantamos solamente hembras, la proporción de polen sería sensiblemente menor.

Asi pues, buscaremos plantas hembras para disminuir al máximo la cantidad de polen.

Existen también setos como los ligustres o los Boj que, aunque tienen flores alérgenas, si los podamos con continuidad podemos evitar que se formen brotes largos y jóvenes y, por tanto, no lleguen a desarrollarse sus flores. De esta manera, si conseguimos tener el mantenimiento adecuado, podremos tenerlos perfectamente en nuestro jardín o, incluso, en una maceta con forma de bonsái.

Si existen alguna otra planta que nos gusta y que queramos tener en casa, lo que podemos hacer es intentar alejarla lo máximo posible de zonas de paso o de ventanas, evitando siempre que los alérgenos invadan nuestra morada. Siempre es recomendable acordarse de que debemos limpiar y purificar el aire de forma continua para evitar sustancias que intensifican nuestra alergia.

En definitiva, debemos evitar aquellas plantas que nos proporcionen hipersensibilidad y centrar nuestra atención en plantar especímenes hembra, haciendo especial hincapié en aquellas que presenten diferenciados los sexos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alergia, calidad de aire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s