Bebés y alergias alimentarias

Bebés y alergias alimentariasAl igual que sucede con los adultos, los bebés pueden sufrir alergias. Generalmente las reacciones alérgicas de los más pequeños de la familia, suelen ser de tipo alimentaria, teniendo como alérgeno desencadenante el huevo, la leche de bovino, los cacahuetes o el pescado.

¿A qué puede ser debida esta sensibilidad?

El bebé va reforzando cada día que pasa sus defensas, desde el momento en el que nace. Desde el punto de vista pediátrico, se suelen ir incorporando los alimentos poco a poco, ya que el bebé tarda un tiempo aún en adquirir las bacterias beneficiosas y necesarias para poblar su flora intestinal y que facilite así la absorción de nutrientes.

Si el bebé no está preparado todavía para ingerir una leche tan grasa como la de vaca u otro alimento igual de potente como los mencionados antes, su cuerpo puede rechazarlos y sensibilizarse contra ellos, haciendo propenso al bebé a sufrir alergia o intolerancia a alguno de estos.

¿Cómo obtiene el bebé estas bacterias? 

Los padres observarán que el bebé tiende a llevarse todo a la boca, desde los juguetes, a cualquier otra cosa que se encuentren. Obviamente no hay que permitir que se lleve objetos peligrosos a la boca, pero casi todo lo demás hay que permitírselo. El bebé tiene el instinto natural de adquirir estas bacterias beneficiosas de todas las fuentes posibles para poder digerir los alimentos y que no le sienten mal.

En este sentido es habitual que el bebé meta la mano en la boca de aquel que tiene más cerca, y aunque lo haga jugando, es instintivo en casi todos los bebés, pues cuando vuelven a meterse la mano en su propia boca, llevan consigo bacterias existentes en la boca del adulto, incorporándolas así a su propio sistema digestivo, reforzando además su sistema inmunológico.

A la hora de prevenir que nuestro bebé pueda sufrir alergias alimentarías o cierto tipo de intolerancias o mal funcionamiento del sistema digestivo, debemos consultar con nuestro pediatra los periodos de edad y peso en los que se debe ir incorporando cada nuevo tipo de alimento. Por supuesto, si no nos convencen las pautas del pediatra, puedes pedir tantas opiniones de terceros como desees, pues la salud de tu hijo está por encima de todo.

Si sospechas que tu bebé ha desarrollado una alergia, consúltalo con tu pediatra, este te podrá remitir a un alergólogo, para hacer más pruebas y salir de dudas. 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo alergia

Una respuesta a “Bebés y alergias alimentarias

  1. Hola! somos unos estudiantes que estamos haciendo un estudio sobre las alergias, ¿podrías ayudarnos contestando a esta encuesta? Sólo lleva unos segundos hacerla! Muchísimas gracias! 😀

    http://www.surveymonkey.com/s/C3QQZ66

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s