Alergias de otoño

alergias de otoño arboles y hojas caidas

Aunque las alergias respiratorias están asociadas generalmente a la primavera, los alérgenos nos rodean a lo largo de todo el año, pero el polen está mucho menos presente en el periodo otoñal.

Las alergias que nos podemos encontrar en otoño son principalmente aquellas que se ven beneficiadas por las características climatológicas de esta época.

Como es el caso de los hongos.

Los hongos aprovechan el incremento de humedad ambiente debido a las lluvias y a que todavía no hace el frío del invierno, para crecer y propagarse por los rincones de nuestro hogar mediante sus esporas, estas son el alérgeno  desencadenante de la reacción alérgica, normalmente manifestándose en forma de rinitis.

Protegerse de los hongos

Si somos alérgicos a las esporas de los hongos y sufrimos todo el año de rinitis por esta causa, lo mejor que podemos hacer es protegernos del alérgeno de forma activa. Debemos encontrar esos hongos y eliminarlos y para ello deberemos localizarlos primero.

Los hongos proliferan en zonas húmedas, independientemente de que tengan o no luz. Por lo que el baño y la cocina son las primeras zonas que debemos revisar. Las zonas donde tengamos plantas son propensas a tener humedad suficiente para incubar hongos, debajo y tras muebles, paredes y techos con filtraciones de humedad, etc. limpiaremos con lejía la zona afectada para matar al hongo, y revisaremos cada pocos días para asegurarnos de que no ha vuelto a aparecer.

Para prevenir la aparición de hongos, debemos ventilar media hora al día la casa, y recurrir a deshumidificadores o purificadores de aire. Los primeros absorberán la humedad ambiente reduciendo la probabilidad de proliferación de hongos, en el caso de que la humedad existente sea demasiado para el deshumidificador, el purificador limpiará el aire de esporas, cortando por una parte el ciclo vital de estas y por otra reduciendo la carga alérgena del ambiente.

Otras alergias otoñales

Como decíamos antes, más que otoñales están presentes todo el año, por lo que debemos recordarlas:

  • Epiteliales: Las epiteliales animales, pueden entrar en nuestro domicilio traídas por las corrientes de aire, especialmente cuando ventilamos nuestra casa, por eso debemos aprovechar para ventilar cuando hace menos viento, y como mucho media hora por la mañana y media por la tarde.
  • Ácaros: Los ácaros están presentes si o si, pero debido al aumento de humedad que comentábamos antes, y el uso de calefacciones en casa, creamos un entorno más que favorable para su multiplicación. Para evitarlo recurriremos a deshumidificadores, purificadores de aire y a una correcta ventilación de la casa.
  • Alimentarias: Por lo general alguien alérgico a tal o cual alimento, está por lo general pendiente de no ingerirlo. Pero el peligro reside en que podemos ingerir ese alimento en concreto en una comida que lo utilice como ingrediente. Al comer fuera de casa debemos asegurarnos de que el alérgeno no estará presente en la receta, en un restaurante debemos hacérselo saber al camarero o al cocinero.
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo alergia, Filterqueen, limpieza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s